PRIMERA VEZ EN UNA SAUNA GAY. UNA GUIA PARA INDECISOS

Si muchas veces has fantaseado con la idea de visitar una sauna gay y por diversos motivos nunca te has atrevido, aquí te despejamos todas las dudas que puedas tener para que des el paso y puedas disfrutar de un rato de sexo morboso que no olvidarás y que seguro te hará volver en otra ocasión.

En general a la hora de tener sexo con tíos nos encontramos con distintas formas de iniciar la relación sexual:

  • Los que frecuentan de manera habitual u ocasional saunas gay, zonas de cruising, cuartos oscuros u otros lugares con el fin de echar un polvo rápido y anónimo.
  • Los que para tener una relación sexual les es imprescindible tener contacto previo con la persona y conocerla antes de acabar en la cama, no siendo las saunas u otros sitios una forma válida para conocer gente y…
  • Los que a pesar de que no son de tener sexo con desconocidos les gustaría probar nuevas experiencias pero no se atreven a ir a una sauna porque tienen una serie de miedos, desconocimiento o creencias sobre cómo funcionan que no se ajustan a la realidad y por eso no acaban de atreverse a dar el paso.

Si te encuentras en el último grupo tal vez te gustaría averiguar un poco más sobre:

  1. Cuales son las creencias y miedos más frecuentes que te impiden dar el paso para ir a una sauna.
  2. Cómo es el protocolo de la sauna paso a paso.
  3. Qué es lo que te puedes encontrar y cómo debes actuar.
  4. Cómo puedes vencer tu miedo cuando en el fondo estás deseando ir.

 

hombres desnudos sauna

Si lo piensas bien aunque parezca lo contrario no hay tanta diferencia entre visitar una sauna y ligar por medio de aplicaciones de móvil o páginas de perfiles, pero tal vez no te hayas dado cuenta de las ventajas que tiene conocer a alguien en una sauna frente al ligoteo 2.0, y es que cuando visitas una:

 

  1. Sabes exactamente qué es lo que están buscando los tíos allí; sexo. En las aplicaciones gay la intención final muchas veces se disfraza de “busco solo amistad” o “gente para salir” solo por causar una buena primera impresión o peor aún, por no tener claro qué es lo que uno quiere.
  2. Todo el mundo tiene el mismo objetivo y se va al grano directamente dejando a un lado el cortejo y los preliminares, mientras que en las aplicaciones de móvil hay mucha gente que busca conocer primero y luego ya se verá. En la sauna si hay química o no lo sabrás al instante, ahorrando tiempo y decepciones.
  3. Ves a la persona en directo, sin trampa ni cartón, no te llevas sorpresas, si te gusta genial y si no a por otro, mientras que en internet solo ves fotos de la persona y muchas veces o no se corresponden con la realidad o tu imaginación empieza a atribuirle a esa persona cualidades físicas que no tiene, llevándote una desilusión cuando ya has quedado.

 

Seguro que muchas veces has pensado en ir o te has quedado a las puertas y al final te has ido sin entrar porque tienes ciertas creencias , miedos y dudas que te impiden dar el paso porque solo de pensarlo te pones nervioso, sientes taquicardia y piensas que eso no es para tí.

Algunas de los preguntas más frecuentes que seguro te haces son:

 

  1. ¿Tendré que ir desnudo?. Todo el mundo lleva una toalla puesta así que todos están en igualdad de condiciones. Tampoco pasa nada porque alguien te vea desnudo mientras te cambias o te duchas. Al fin y al cabo si encuentras un tío con el que follar más tarde o temprano te acabará viendo en pelotas.
  2.  

  3. La sauna es un sitio sucio. Si entendemos lugar sucio como falta de higiene y limpieza, la verdad es que hay de todo aunque la mayoría de las saunas se toman muy en serio tanto la limpieza del lugar como el mantenimiento de las instalaciones.   De todas formas es normal que en alguna parte de la sauna notes una mezcla de olor a sudor, sexo e incluso poppers. Allí se va a follar, así que si eres excesivamente pulcro tendrás que bajar el listón un poco.
  4.  

  5. Tener sexo rápido con desconocidos no sé si me va. Eso ya es cosa de cada uno y cada uno decide cúal es el método que prefiere a la hora de conocer gente, pero una de las ventajas de la sauna es eso precisamente; no tener que andar con interminables quedadas o pasar por el proceso de conocer a una persona para al final terminar en lo mismo: echar un polvo. Se va al grano, sin más y luego si te he visto no me acuerdo.
  6.  

  7. Está muy mal visto. No hay diferencia apenas entre conocer a alguien en un bar, página de perfiles, aplicación de móvil, playa o sitio de cruising. La finalidad es la misma. El que esté mal visto o no puede ser la opinión de algunas personas, pero te sorprendería saber que mucha de la gente que lo critica también lo practica, si no de esa manera de otra muy parecida. No es más que una creencia en la mente de algunos pues el sexo no tiene nada de malo. Todo el mundo lo necesita.
  8.  

  9. Tengo miedo a que me toque alguien que no me gusta o que todo el mundo esté mirándome. Es normal tener la sensación de falta de control sobre el entorno y la sensación de incertidumbre sobre lo que puede pasar. Intenta desconectar un poco y deja de intentar adivinar qué es lo que los demás podrían estar pensando sobre tí o podrían hacer. Si una persona te toca y no te gusta simplemente díselo con educación o apártale la mano. Con eso suele ser más que suficiente para dejar las cosas claras. Ten en cuenta que el control de la situación lo tienes tú y no estás obligado a hacer nada que tú no quieras hacer.
  10.  

  11. ¿Y si me encuentro con alguien conocido?  Piensa que todo el mundo allí con el mismo objetivo: tener sexo. Es ilógico sentir vergüenza a ser visto por alguien que está allí por lo mismo que tú y dudo mucho que luego se dedique a comentar por ahí que te ha visto en tal sitio porque eso implicaría admitir que él estaba allí en ese momento.
  12.  

  13. Me da vergüenza ir solo. No pasa nada por ir solo. De todas formas siempre puedes ir con algún amigo para que la primera vez sea menos tensa.
  14.  

  15. ¿Tendré que tener sexo mientras todos me ven? Al contrario de lo que te imaginas la gente no está follando en medio del pasillo, eso se hace en las cabinas, dentro de la sauna seca o de vapor o en lugares más apartados donde la falta de luz hace la situación más anónima. También tienes la opción de estar tranquilamente en el bar tomando algo o relajado en el jacuzzi y pasar a la acción más tarde si te apetece.
  16.  

  17. No tengo buen físico y tal vez no guste. Allí no todo son cuerpos 10. Te sorprendería la cantidad de tíos jóvenes que les van los maduros o los tíos con cuerpazo que les van más “normalitos”. Hay gustos para todo.
  18.  

  19. ¿Tengo que llevar algo conmigo? Lo único que necesitas es dinero para pagar la entrada y en ningún momento tendrás que llevarlo encima pues tendrás la cartera guardada en la taquilla.

 

¿Cómo funciona el protocolo de la sauna desde que entro hasta que me voy?

Una vez has dado el paso de entrar desde la calle con lo primero que te encontrarás es con la recepción. Una vez allí te pedirán tu talla de pie para darte unas chanclas, pagarás el precio de la entrada y te darán la llave de la taquilla donde dejarás tus cosas.

Una vez hayas localizado tu número de taquilla, quítate la ropa, colócate la toalla que encontrarás dentro , ponte la llave a modo de pulsera y entra dentro.

Dedícate a explorar el lugar, a mirar a los tíos, a decidir cual te gusta y a jugar con las miradas.

Si quieres consumir alguna bebida en el bar simplemente te pedirán tu número de taquilla, lo anotarán y cuando te vayas tendrás que pagar la cantidad que hayas consumido.

Recuerda coger todas tus cosas antes de irte y devolver la llave.

Intenta relajarte, dejarte llevar,disfrutar de la experiencia. La mayoría en nuestra primera vez en una sauna gay hemos sentido algunas de estas cosas debido a lo desconocido y a la incertidumbre de no saber cómo actuar o que es lo que te puede pasar, pero una vez allí verás como sin darte cuenta te irás relajando y te habrás despojado de todas esas ideas preconcebidas que tenías en la cabeza y que no eran más que eso: Creencias….

Si te gustaría probar pero estás indeciso respecto a qué hacer plantéate esta pregunta: ¿Qué es lo peor que me puede pasar? Nada absolutamente. El peor de los casos sería que no te gustase la experiencia lo que no es ningún drama.

Una vez lo hayas probado ya puedes decidir si la experiencia ha valido la pena o no y si volverías a esa u otra sauna en otra ocasión.

Si no te ha gustado almenos ya sabes lo que es y tendrás una experiencia nueva en la vida sin que nadie te lo tenga que contar.

¿Y a tí, cómo te fue la primera vez en una sauna gay?.  ¿Qué es lo que te frenaba a ir?.

Si te ha parecido útil compártelo o escribe un comentario.

Foto de la portada por Quinn Drombrowski

Foto del post por: Joona Sipi

5 Comentarios
  1. lolo
  2. Ale
  3. rogelio
  4. Jotauve